AQUILINO DUQUE PRONUNCIARÁ EL STABAT MATER A NTRA. MADRE Y SRA. DEL PATROCINIO.

 

La Junta de Gobierno de la Hermandad del Cachorro ha designado a D. Aquilino Duque Gimeno para realizar el Stabat Mater, meditación literario musical de los Dolores de Nuestra Madre y Señora del Patrocinio, acto que tendrá lugar el próximo 12 de marzo de 2016 a las 20.30 h.

Aquilino Duque, poeta, ensayista, narrador y traductor, ganó el Premio Nacional de Literatura por la obra “El mono azul”, en 1975. Es individuo de número de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras yautor de numerosos libros de poesía, novelas, memorias, ensayos y viajes; entre los que destacan: “De palabra en palabra” (Premio Leopoldo Panero de lnstituto de Cultura Hispánica y Fastenrath, de la Real Academia Española); El Mono azul (finalista del premio Nadal, 1974 y Premio Nacional de Literatura, 1975). Es autor también de obras fundamentales como El mito de Doñana y el Suicidio de la Modernidad así como de una Guía natural de Andalucía. Entre sus traducciones destacan las de los Poemas de Roy Campbell y la de Los lusiadas, de Luis de Camoens.

Sin duda, para muchos cachorristas, es el poeta por antonomasia del Santísimo Cristo desde que escribió “El Cachorro en el puente”.

 

 

EL CACHORRO EN EL PUENTE

Esta noche, Manuel, tú sobre el puente,
tú sobre el río; prometiendo abrazos
que nunca habrás de dar porque no puedes,
porque un madero y unos clavos dicen
que nadie es libre de morir su muerte.

Esta noche, Manuel, tú sobre el río.

Quién te puso corona de saetas,
Cachorro de Sevilla...
Quién pudo hacerte interminable el tránsito...

Hoy no se pasa: aquí muere Sevilla
mientras tu silueta va en el río
caminando otra vez sobre las aguas...
Y ya tu pelo, nebulosa trágica,
río de miel lentísimo,
va velando la muerte que te vela.

Trono moreno de Judea, pasa.

Pasa, Manuel, tuyo es el Viernes Santo,
tuyos son estos ojos que te lloran,
esta voz que te canta,
esta espuma de estrellas andaluzas.
Sigue pasando, alzado y ofrecido.

Esta noche, Manuel, tú sobre el puente.

Quién te trajo hasta mí, quién levantaba
tu belleza, tu cuerpo como un río,
lanza de luz nocturna en el costado...
Quién pudo hacer que el último suspiro

de tus labios se dé a cada momento,
desde no sé qué siglos hasta ahora,
hasta ahora, para ir diciendo al mundo,
para ir diciendo al tiempo: Así se muere.
Así mueren los Hombres.


(AQUILINO DUQUE)

Volver